26 septiembre 2017

La guerra de los gorrillas

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía cargaron ayer contra un numeroso grupo de vecinos del distrito de Ciudad Lineal que se oponían a la construcción de un aparcamiento cercano a la calle Ricardo Ortiz. Según los vecinos, en los enfrentamientos resultaron heridas leves al menos dos personas. Sin embargo, fuentes de la Jefatura Superior de Policía negaron que se hubiesen producido cargas contra los manifestantes. «No se ha cargado contra nadie y no se han producido incidentes de consideración», explicaron. Los hechos se produjeron a primera hora de la mañana de ayer cuando los vecinos invadieron el solar destinado al aparcamiento para impedir el inicio de las obras. 


La empresa promotora Parking San Marcelo, S.A., encargada de la construcción, solicitó protección policial ante la oposición vecinal. «Los vecinos impedían la labor de las excavadoras y para evitar enfrentamientos decidimos pedir la presencia de los efectivos policiales», explicó ayer un portavoz de la empresa. La actuación policial disolvió la manifestación y las excavadoras comenzaron sus trabajos en los terrenos. Entre las razones que esgrimen los vecinos está el peligro de derrumbamiento de las viviendas colindantes,. ya que, según un supuesto informe que poseen, bajo el solar pasa un río subterráneo que hace peligrar la estabilidad de los edificios de la zona. Sin embargo, la promotora, que posee los permisos y las licencias de obra pertinentes, asegura que no hay peligro y que la única razón que tienen los vecinos es que «no podrán seguir aparcando sus vehículos en estos terrenos», explicó el portavoz de la empresa. 

Esta calle lleva abierta más de treinta años y los vecinos siempre la han utilizado como aparcamiento para sus vehículos. San Marcelo, S.A. pretende la construcción de un aparcamiento subterráneo de tres planta con las licencias concedidas por la Junta Municipal de Ciudad Lineal. Los vecinos se han opuesto desde el principio para «salvaguardar su integridad física y sus viviendas», según dijeron los afectados. La promotora tiene los permisos desde el 30 de marzo, sin embargo, el inicio de las obras se ha demorado a causa de la oposición vecinal. «El sistema que utilizaremos para la construcción del aparcamiento no entraña ningún peligro para los edificios colindantes. El Ayuntamiento sabe que se la juega y no creo que si existiera la mínima posibilidad de riesgo concediera los permisos», dijo el portavoz de la promotora. Los vecinos piden a los responsables de la Junta Municipal que impidan la realización de las obras, ya que insisten en el peligro que suponen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario