19 febrero 2016

El hombre de Neandertal comía marisco

El hombre de Neandertal fue el primero en incluir de forma habitual recursos hasta entonces consumidos solo esporádicamente como moluscos y otros animales marinos.

Y uno de los rasgos característicos del Homo Sapiens es que fue el promotor de la incorporación a la dieta de todo tipo de recursos tanto acuáticos (peces, moluscos, crustáceos), como terrestres (todo tipo de mamíferos, aves, vegetales, etc).

Así se recoge en la exposición que, bajo el título 'La Dieta que nos hizo Humanos' se inauguró ayer en El Museo de la Evolución Humana, de Burgos, en la que se muestra al visitantes las características que el género homo desarrolló en relación con la nutrición y la elaboración de su dieta en una actividad que fue fundamental en el proceso evolutivo y adaptativo de la especie. La muestra se exhibe en la sala de exposiciones temporales del MEH y ha sido ideada desde el Instituto Tomás Pascual Sanz, el Centro Nacional de Investigación de la Evolución Humana y el MEH, informa Ical.

La exposición dará respuesta a los visitantes sobre los procesos alimenticios que han venido desarrollando los humanos desde hace 2,4 millones de años.

Didáctica y explicativa, la muestra es un recorrido en la historia de la nutrición humana. Así, se xplica al visitante, a través de distintos paneles, la gran variedad de alimentos que el hombre ha incluido en su dieta, mediante la ingesta de carne, grasa, frutos y otros vegetales.

La 'cocina' de esta exposición se basa en minuciosos estudios de laboratorio, que permiten responder a cuestiones como si ha existido algún homínido estrictamente vegetariano, desde cuándo se consumen peces y moluscos, o desde cuándo se utiliza el fuego para consumir los alimentos, así como la evolución del modo de conservación.

La muestra da respuesta también a los motivos del canibalismo en los ancestros del hombre actual, algunas de las pruebas más importantes para su demostración se encuentran expuestas en el ámbito del Homo Antecessor en el Museo de la Evolución Humana de Burgos.

El montaje expositivo diseñado hace también un guiño al componente imaginativo de la gastronomía actual y a la gran difusión social que ha alcanzado, planteando una estrategia comunicativa basada también en la innovación.

Estas son algunas de las respuestas que se encuentran en la exposición, para la que se ha establecido una tarifa reducida de dos euros, y que permanecerá abierta en el horario del Museo, y contará con visitas didácticas a las 13 horas y las 19 horas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario